Gantz, primer candidato a formar Gobierno que se reúne con árabes en 25 años

Jerusalén, 31 oct (EFE).- Beny Gantz, encargado de crear Gobierno en Israel, se reunió hoy con la Lista Unida, que representa a la población árabe, siendo éste el primer encuentro formal en más de 25 años de un candidato israelí nombrado para formar Ejecutivo con los líderes de esta comunidad, que supone el 20 % de los habitantes del país.

«Es la primera vez desde 1992» que un candidato con el encargo de formar Ejecutivo «quiere reunirse oficialmente con nosotros», declaró a Efe Aida Touba-Sliman, diputada de la Lista Unida.

Ayman Odeh y Ahmad Tibi, dos de los trece diputados de este grupo, que es tercera fuerza política en el Parlamento, expresaron las preocupaciones del sector árabe a Gantz, que ganó los comicios del pasado septiembre con el partido centrista Azul y Blanco y ahora intenta formar un Ejecutivo de coalición o unidad que rompa el bloqueo político del país después de las elecciones de septiembre.

La reunión, realizada a petición de Azul y Blanco, supuso un primer contacto y no se tradujo en ningún acuerdo entre las partes.

Se trataron asuntos como la criminalidad y la violencia que afecta especialmente a localidades de mayoría árabe de Israel, así como problemas de construcción y planificación urbanística en estas zonas.

Según Touba-Sliman, la última ocasión en que hubo un encuentro similar fue con el fallecido Isaac Rabin, a quien los diputados árabes del momento apoyaron para formar Gobierno y erigirse como primer ministro.

«Rabin prometió comenzar un proceso de paz con los palestinos» y abordar el asunto de los territorios ocupados, algo que Gantz no tiene en mente. Sin embargo, por primera vez desde ese momento, diez de los trece diputados árabes recomendaron recientemente a Gantz como candidato para crear Ejecutivo, dijo la diputada de la Lista Unida.

«Lo nuevo esta vez es que Gantz se nos acerca. Es parte de nuestro éxito el demostrar que no se nos puede ignorar. Somos un actor importante en el mapa político», comenta Touba-Sliman, quien reclama un mayor protagonismo de los árabes, que históricamente han denunciado una discriminación institucional por parte del Estado israelí.

Gantz tiene de plazo hasta el 20 de noviembre para conseguir una mayoría con la que formar Gobierno. Previamente, su máximo rival y primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, fracasó en su intento y devolvió el mandato al presidente, Reuvén Rivlin, que el 23 de octubre pasó el encargo al líder centrista.

Entre sus prioridades está crear un gabinete de unidad y de alternancia en la jefatura de Gobierno con el partido derechista Likud, que lidera Netanyahu, pero los contactos entre sus equipos de negociación no han dado resultado hasta ahora.

Uno de los obstáculos es la insistencia del Likud de negociar como un bloque conjunto de 55 diputados con sus aliados, los partidos ultraortodoxos y derechistas, que Azul y Blanco rechaza.

Otro escollo es el propio Netanyahu, que quiere ser el primero en ostentar el cargo de primer ministro. Además, su figura sigue salpicada por los tres cargos de corrupción que lo acechan, por los que podría ser acusado formalmente en un futuro cercano.

Tras un último encuentro hoy que no fue fructífero, Likud y Azul y Blanco tienen previsto reunirse de nuevo el domingo. EFE

Deja un comentario