Israel pone a buen recaudo a su “Bin Laden”

El máximo cerebro y responsable de los asesinatos contra la población israelí ha sido quirúrgicamente exterminado con una precisión milimétrica, como si se tratara de extirpar un cáncer sin dañar la arteria aorta, la habitación del líder terrorista voló por los aires sin dañar el resto de la casa.

Es la mejor respuesta que se puede tener a todos aquellos asesinos que creen que sus crímenes no van a caer en manos de la justicia.

No estamos hablando de un cabecilla sin más, sino de quien dirigía personalmente todos los atentados contra civiles inocentes judíos.

Israel ha demostrado que se puede hacer justicia desde cualquier lugar sin que haya víctimas inocentes, cosa que no sucede con el terrorismo palestino, que quiere y desea el mayor número de bajas entre la población hebrea.

Una vez más aplaudimos todo el engranaje de la IDF que esperó el momento más oportuno para conseguir que el terrorista no siga campando a sus anchas, y para que todo el mundo sepa y esté seguro que el que la hace la paga.

Posteriormente y en un conato de venganza tipo la que nos vienen ofreciendo los palestinos desde que alguien se inventó que existió ese pueblo en esa tierra, empezaron a hacer lo único que saben hacer bien, intentar matar gente civil e inocente.

Por suerte y gracias Dios, creo que de momento no ha habido bajas, pero la ondanada de cientos y cientos de misiles lanzados contra Israel indiscriminadamente, está siendo protegida por Cúpula de Hierro, así como está teniendo y tendrá la consiguiente respuesta por parte del ejército israelí.

Y todo esto ocurre porque Occidente una vez más hace oídos sordos a las amenazas cumplidas de un pueblo que basa su máxima existencial en el odio feroz a todo lo que sea judío.

Muy pronto cuando se vean inundados de respuestas contundentes, levantarán una bandera blanca, no sin antes exponer ante todos los medios una cantidad exagerada de muertes civiles provocadas ‘injustamente’ por el ejercito de Israel, pero esto ya es una cantaleta que nos tiene acostumbrados ante los aplausos que el mundo occidental otorga a las fieras de Hamás, defendiendo al opresor y castigando al oprimido, es una lucha desigual y contra corriente, porque como suele ocurrir bastante a menudo, la gente se cree las mentiras sobornadas en los medios de incomunicación serviles al petróleo árabe.

Seguiremos informando, pero ya desde aquí nuestras felicitaciones a los servicios de inteligencia israelí, el mundo tiene un fundamentalista asesino menos, y que pase el siguiente ‘Bin Laden’ de turno, que tarde o temprano llevará la misma suerte que el sujeto de marras, un tal Baha Abu Al-Ata, que fue borrado de los vivos por ser un perfecto carnicero cobarde y asesino.

Deja un comentario