‘Palestinos’ Quizás una de las mayores mentiras de toda la Historia de la humanidad

Con esa utilización del termino ‘palestino’ yo animo a las personas libres, sensatas y de bien, que busquen en las hemerotecas de la época si alguien usaba el termino palestino aunque fuera por casualidad, cualquier persona libre sabe perfectamente que antes de la creación del estado de Israel coexistían en esa tierra judíos y árabes, estos últimos en franca mayoría, donde desde siempre hubo conatos y enfrentamientos entre los más extremistas de ambas comunidades.
Pero llega la “Declaración Balfour” desde la cual el Reino Unido se comprometía a apoyar la instalación de un hogar nacional judío en Palestina, y que no ocasionara perjuicio alguno a la población indígena árabe que coexistía con la judía.
A partir de ese momento se recrudecen las hostilidades y esta situación llegaría a su punto más álgido en la Revuelta Árabe, entre 1936 y 1939, la cual provocó el nacimiento de grupos paramilitares tanto judíos (principalmente el Haganah y su escisión más radical el Irgun) como árabes.
Esto obligó al Mandato Brtitánico a restringir el flujo migratorio hebreo y al reparto de la tierra, lo cual produjo una subida de la temperatura de las hostilidades y a su vez nuevos actos de sabotaje y terrorismo por ambas partes en desacuerdo con unas u otras medidas.
Pero estalla la Segunda Guerra Mundial que provocó que los focos internacionales estuvieran por otros derroteros, se mantuvo una calma tensa, no exenta de incidentes violentos, en estas disputas nacionalistas y religiosas.
Y tras el fin de la contienda, el flujo de inmigrantes judíos, supervivientes muchos de ellos procedentes de Holocausto, no cesa, y el termómetro de la zona se dispara hacia la línea roja.
Este clima de violencia creciente y la prevista finalización del Mandato británico, no deja más remedio que a una intervención de la ONU, la cual un plan de partición del territorio, aceptado por la Agencia Judía pero rechazado por toda la comunidad árabe.
Así, horas antes de que terminase el control británico sobre el territorio se proclama el Estado de Israel, rápidamente reconocido tanto por la URSS como por EEUU y un gran arco de países miembros de la ONU, pero que, sin embargo, es rechazado por los países árabes, que invaden con sus ejércitos la región.
Para no extenderme mucho más, decir que en los años siguientes se producen cinco ataques árabes hacia Israel para recuperar el territorio judío, solo que les falla una cosa, mientras Israel aprende rápidamente en cuestiones de guerra y todas sus tropas obedecen a un mando único, los árabes cada uno hacen la guerra por su lado, llevándoles a todos ellos al más estrepitoso fracaso teniendo que retroceder una y otra vez y otorgando más tierras a los judíos.
A mi no me deja de sorprender los escasos o nulos razonamientos de los seres humanos, como cambian el rasero de medir en función de quien sea el contendiente, sea dicho sin ofender, pero “o todos moros o todos cristianos” o usamos siempre la misma vara de medir y somos consecuentes o que se callen todos los que no tienen ni idea, ni parte en el conflicto.
Si Israel fue atacado en cinco ocasiones por sus vecinos árabes y estos en sendas ocasiones perdieron territorio (esto está suficientemente avalado por la carta magna de Naciones Unidas) se puede ser todo lo ‘propalestino’ que se quiera y lo acepto, pero solo los necios (y demás tontos útiles) usarían el termino “territorios ocupados’ a una tierra ganada en una guerra defensiva.
Por hoy suficiente, sigan ustedes bien.

Deja un comentario