Trump se desligó de la explosión del cohete espacial iraní y deseó «buena suerte» en la investigación

Foto: AP/Steve Helber)

31 de Agosto, Junto a una foto con detalles de la escena, el presidente de Estados Unidos dijo que su país no tuvo responsabilidad en el lanzamiento frustrado que ocurrió en el día de ayer en una plataforma espacial. «Envío mis mejores deseos para que puedan determinar qué sucedió», expresó.

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, afirmó públicamente que su país no es responsable de la explosión que ocurrió durante los preparativos para el lanzamiento de un satélite iraní.

Tras afirmar que su gobierno «no estuvo involucrado» en el fracaso de este nuevo intento de Teherán de llegar al espacio, el tercero que se frustró durante este año, el mandatario estadounidense declaró: «Le envío a Irán mis mejores deseos y buena suerte para determinar lo que sucedió».

El comunicado de Trump fue emitido junto a una foto de la estación espacial y detalles minuciosos sobre el incidente. La imagen, inédita y cuya fuente no fue revelada, alienta teorías sobre una posible participación norteamericana en la explosión del cohete espacial: en febrero de este año el New York Times había informado que EE.UU. estaba saboteando los programas de misiles y satélites de Irán a partir de la inyección de materiales defectuosos.

Según esa publicación, se trata de una práctica que existe desde hace una década, cuando el presidente de EE.UU. era George W. Bush, y que durante el gobierno de Donald Trump se reflotó con fuerza. Irán asegura que su programa de cohetes está destinado a uso civil en el espacio, pero utilizan una tecnología similar a la de los misiles balísticos de largo alcance y por eso desde Washington se muestras suspicaces.

La noticia del incidente fue informada ayer por NPR, la radio pública estadounidense, junto a otra imagen que registra la explosión de lo que sería un cohete satelital iraní que sufrió un desperfecto durante su lanzamiento en unen un centro espacial ubicado en la provincia de Semnán, en el norte de Irán, a 200 kilómetros de la capital Teherán.

Si bien Irán no informó oficialmente qué tipo de artefacto explotó, según la agencia de noticias AP podría haber sido el tercer intento iraní de lanzar un satélite al espacio, luego de otros dos intentos fallidos registrados en enero y febrero. En este caso se trataría del satélite Nahid-1, cuyo lanzamiento estaba previsto para estos días.

David Schmerler, investigador principal del Instituto Middlebury, señaló que el cohete satelital parecía haber estallado en la plataforma de lanzamiento. «Se pueden ver marcas de fuego de lo que había allí», señaló a AP en función de las imágenes difundidas.

Fuente Ynet Español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *